Confederación de Asociaciones
de Productores Agropecuarios

 
   

Elevados costos de los alimentos para cachamas dificulta su producción

La “hiperinflación” está haciendo imposible que sea rentable la producción de cachamas en Venezuela

Minuta Agropecuaria/23-02-2018

La “hiperinflación” está haciendo imposible que sea rentable la producción de cachamas en Venezuela. Un saco de 25 kilogramos de alimentos para cachamas cuesta actualmente 1.400.000 bs lo que dificulta la producción y cría y engorde de alevines que a nivel comercial deben alcanzar por lo menos un (1) kilogramo de peso.

“La dosificación va aumentando de acuerdo a la semana de avance, se comienza aplicando 450 gramos 4 veces al día, (…) los costos son muy elevados y dificulta mucho al piscicultor mantener sus unidades de producción”, manifestó Edgar Miranda, agricultor del municipio San Rafael de Onoto.

El ciclo de producción de la cachama a nivel comercial es de 6 a 7 meses. Por lo menos, en la mencionada jurisdicción hay un grupo de piscicultores que continúan apostando a la producción, bajo una iniciativa de la anterior gestión del también ex alcalde Edgar Miranda, quien promovió el desarrollo endógeno local a través de un proyecto socio productivo.

Actualmente, se encuentran criando alrededor de 35.000 cachamas en diversas lagunas, unidades que -explica Miranda- deben tener un sistema de oxigenación que depende de la electricidad, “las cachamas es un animal muy delicado que se estresa y al hacerlo no consume alimento, por lo que es importante mantener la buena operatividad del sistema y que últimamente se ha visto afectado por las constantes bajones sin ninguna programación”, alertó.

En años anteriores, San Rafael de Onoto, producía hasta 20.000 kilos de cachama por zafra y era distribuido y vendido a los consejos comunales y zonas rurales a precios accesibles.

La Verdad/22-2-2018

La Encuesta sobre Condiciones de Vida en Venezuela (Encovi) presentada este miércoles y realizada sobre 6.168 hogares de todo el país, hecha por las principales universidades venezolanas reveló que el 64 % de los encuestados reporta haber perdido un promedio de 11 kilos en el último año por no poder acceder a los alimentos.

La Encovi, que se realiza cada año desde 2014, se realizó con información obtenida entre los meses de julio y septiembre por lo que los investigadores han dejado claro en el día de su presentación que estos resultados no reflejan el efecto que ha tenido el fenómeno de la hiperinflación que empezó en octubre, sobre los venezolanos.

"Hay un promedio de 64 % de personas que reporta una pérdida de peso de 11 kilos en el último año", dijo la médico Marianella Herrera, de la Universidad Central de Venezuela (UCV) con postgrado en Nutrición Clínica de la Universidad Simón Bolívar (USB).

Herrera explicó que el 61 % de los consultados dijo que se había "acostado con hambre" porque no contaba con suficientes alimentos y el 90 % dice que su ingreso "no es suficiente" para comprar los alimentos necesarios.

Además, el 78 % de los encuestados dice que no se consiguen muchos de los alimentos de la cesta básica.

En Venezuela hay muchos alimentos básicos que no se consiguen en los mercados pero que sí se consiguen con comerciantes informales a precios elevados o en marcas muy costosas en supermercados.

Los resultados presentados por la experta en nutrición indican que el 63 % de las personas ha practicado la "estrategia" de "rendir los alimentos en el hogar" al eliminar comidas o recortar las porciones en los platos.

"Hay un 20 % que no desayuna y las meriendas están prácticamente eliminadas" mientras que "70 % dice que no alcanza para comprar comida saludable y balanceada".

Herrera agrega que en definitiva, "80 % de los hogares presenta algún grado de inseguridad alimentaria", lo que significa que se han identificado con tres o más de las variables anteriores que tienen que ver con acceso, costo o calidad.

"Tenemos reportes dramáticos de madres decidiendo a cuál niño es que va a alimentar hoy (...) eso está ocurriendo", comentó.

Por otra parte la especialista señala que los venezolanos están perdiendo el sentido de lo que es una "comida completa" pues con frecuencia los platos carecen de balance nutricional.

"La dieta tradicional continúa perdiendo cantidad y calidad, destaca la disminución del aporte de harina de maíz y la que se expende en su mayoría es importada y no está enriquecida tal cual exigen las regulaciones nacionales", dijo y agregó que las normativas sobre nutrición "solían ser sumamente rigurosas".

Destaca, en este punto, que actualmente se observa "una desmejoría en la calidad de los productos" que está consumiendo la población y que "la dieta se centra en arroz, maíz, harina de trigo, tubérculos" y las fuentes de hierro y otros micronutrientes se han reducido.

• Regresar
 
Confederación de Asociaciones de Productores Agropecuarios
RIF: J-00101593-0
Av. La Industria, Edif. Casa de Italia, PB, San Bernardino, Caracas.
Teléfono: +58 (212) 571.4035 / Fax: +58 (212) 573.4401/573.4423.